Una historia cartográfica viva

Mapa de Cuautinchan II

El Mapa de Cuauhtinchan II, es presumiblemente el mapa más antigüo de México, fechado en el Posclásico temprano, es decir con casi mil años de existencia. Declarado monumento historico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El mapa abarca la zona centro de México donde se desarrollaron las culturas prehispánicas más importantes, cuenta con un perimetro de poco más de 650 km y un área superior de 25,000 km2.

En la siguiente imagen interactiva se puede apreciar a la perfección el área que abarca el mapa dentro de México.
Un mapa extremadamente preciso

El Mapa de Cuauhtinchan II es un documento indígena elaborado sobre papel amate hace unos 500 años, mide 109 cm de alto x 204 cm de largo, aquí puedes apreciar los detalles del mismo

¿De que trata?

Es una historia cartográfica viva que combina referencias geográficas con acontecimientos históricos concretos. Las escenas representan poblados, caminos, montañas, ríos, lagos, flora y fauna del centro de México, entre los siglos XII al XIV.

Además exihibe genealogías de gobernantes que habitaron en Puebla, Tlaxcala y Oaxaca; estos se consolidaron en el poder en distintas épocas después de guerras emprendidas por toltecas-chicimimecas, huejotzingas, mixteco-popolocas; así como por las casas señoriales de Tlatelolco y Tenochtitlan de la cuenca de México.

¿Para que sirve?

El Mapa de Cuauhtinchan II es único porque brinda identidad y sentido de pertinencia a los pueblos del centro de México, expone la riqueza ambiental y natural de su entorno a través de los siglos, además reconoce los lugares sagrados de los ancestros como un legado que se debe preservar para la posteridad, y legitima una herencia cultural que se sobrepone a 500 años de historia al conservar los nombres de poblados y parajes de la naturaleza en lengua náhuatl.

Diversidad geográfica

La zona centro de México es una de las pocas regiones en el mundo que exhiben una variedad tan prodigiosa de formas volcánicas, citemos el caso del sistema binario Popocatépetl-Iztaccíhuatl que no por su proximidad son contemporáneos.

El Mapa de Cuautinchan II representa a las montañas como puntos de referencia en el paisaje, como mojoneras para delimitar el espacio y como lugares sagrados de peregrinación.

Riqueza ambiental

El mapa representa un mundo vivo en el que coexisten diferentes ecosistemas, como consecuencia de diversas condiciones de altitud, clima y nivel de precipitación que caracterizan al centro del país.

Esta mezcla de factores geográficos resulta en una significativa biodiversidad con especies de plantas y animales únicos en el planeta.

Las crónicas de los reyes

Se expone la cruzada de las tribus toltecas chichimecas y su deidad protectora Mixcóatl, contra los pueblos que controlaban el territorio y rutas de comercio alguna vez administradas por Teotihuacán y los constructores de la Gran Pirámide de Cholula.

Pero también representa las guerras que afrontaron los migrantes de Chicomóztoc contra los señoríos del valle de Coixtlahuaca, Huejotzingo así como las confederaciones de pueblos de la cuenca de México.

Lugares sagrados

El mapa muestra muchos sitios sagrados, algunos establecidos en ciudades y otros en el paisaje, en ambos casos se convirtieron en lugares de grandes peregrinaciones.
Los caminos de guerra y ceremonias también exponen el pensamiento prehispánico concerniente a la toma de posesión del territorio y la legitimación del poder político conferido por las deidades celestiales.

Patrimonio para la eternidad

El mapa fue concebido en la época en que gobernada uno de los imperios más poderosos del planeta, es producto del encuentro entre dos grandes civilizaciones.

Aunque se utilizó para solventar asuntos legales en el periodo virreinal, aún sigue vigente porque nos enseña la riqueza natural e histórica. El mundo que representa debe motivarnos para seguir preservando este legado ancestral de la humanidad.